martes, 28 de octubre de 2008

Anabel Santiago. Canta a Diamantina Rodríguez



Una voz de Asturias para el Mundo

El disco ´Anabel Santiago canta a Diamantina Rodríguez´ es un paso importante en el trabajo de exploración del campo de la canción tradicional de Anabel Santiago, la gran esperanza de la música asturiana, y representa un claro homenaje a la voz más representativa de este género y, particularmente, a la persona que más la ha influenciado.

El tantas veces mencionado y utilizado concepto de la globalización que parece invadir todos los rincones de nuestro planeta y nuestra vida cotidiana viene acompañado de una búsqueda de identidades diferenciadas que en el peor de los casos se traducen en nacionalismos anacrónicos y, en el mejor, en la revaloración y la actualización de tradiciones de fuerte arraigo y un inmenso potencial a desarrollar.

Pocos artistas encuentran el equilibrio justo entre el respeto a la tradición y un lenguaje convincentemente universal y atemporal. Entre los cantantes que ha podido aportar España en estos términos en los últimos tiempos podríamos mencionar una considerable lista de cantaores flamencos, encabezada por Enrique Morente, una Carmen París, o un Eliseo Parra y un Miquel Gil, dos de los máximos exponentes de la ‘World Music made in Spain’ en 2005, como demuestra su participación en la reciente edición de la feria WOMEX. Es el momento de apuntar el nombre de Anabel Santiago en esta lista.

Después de participar en numerosas grabaciones colectivas tradicionales, en discos de otros músicos de variados estilos musicales, y de editar dos grabaciones propias en Asturias, se publica por fin un disco suyo para un mercado más amplio:

‘Anabel Santiago canta a Diamantina Rodríguez’ se inscribe en su línea de exploración del campo de la canción tradicional, y representa un claro homenaje a la voz más representativa de este género y, particularmente, a la persona que más la ha influenciado.

Para ilustrar el impacto que ha tenido esta grabación en los medios asturianos basta con citar a dos especialistas en la materia:

“Será difícil descubrir, así pase el tiempo, dónde están todos los secretos de este disco. No porque esté grabado con más secretos que otros. Sino porque es la primera vez que una cantante de tonada hace un ejercicio de estilo tan lleno de sutilezas. Cantar a Diamantina es una labor plagada de detalles, donde Anabel recorre las canciones que a ella más le gustan para cantarlas a su manera. Si Diamantina fue en su tiempo una mujer con más valentía de la normal, Anabel es un modelo en el suyo. Me dirán que exagero: pues, no. En esa carrera de cantante potente y brava hay también una mujer responsable, trabajadora por demás y orgullosa de su condición femenina. De esa claridad brotan muchos de los detalles que respigan la piel. En la producción de Lee Wolfe, la colaboración con el pianista Jacobo de Miguel, haciendo “jazz en medio de la canción asturiana”, es la revolución de este fin de año.” -MIGUEL FERNÁNDEZ, La Voz de Asturias.

“Con este disco la tonada da un paso de gigante. La belleza de la voz de Anabel Santiago y la elegancia del piano de Jacobo de Miguel hacen que las melodías de tonada naveguen por un mar de sensibilidades que hasta ahora le eran ajenas. Digo con ello que la tonada está de enhorabuena. Hoy la tradición se ha juntado con la modernidad. Las canciones que tiempo atrás había popularizado Diamantina –en los límites de lo que entonces podría llamarse la vanguardia posible-, rejuvenecen para presentar una factura novedosa no sólo en el ámbito estricto de la tonada sino de la música asturiana en general. Michael Lee Wolfe y María Álvarez hacen en esta grabación una de sus mejores contribuciones a la música tradicional. En la libertad compositiva de estos arreglistas se muestra el impresionante abanico de posibilidades por el que discurre la música folk. Suena a Asturies. Es un disco distinto. Bienvenido sea. Merece la pena escucharlo, a sabiendas de estar oyendo un clásico. Como de Diamantina, seguiremos hablando de este disco y de Anabel dentro de muchos años.” -XAIME ARIAS, Anuario de la Música Asturiana.

1
La mariñana
2
La panderetera
3
Esti pandeiru que toco
4
Añada amorosa
5
Arboleda bien plantada
6
El currucucú
7
Al galán que me cortexes
8
El picaru molineru
9
Eno alto´l puertu ventana
10
El que me cortexa a mi
11
Diendo camín de la pola
12
El que llora por amores
13
*BONUS TRACK* A la madre del mineru

Fuente: http://www.galileo-mc.com/cd.php?formatid=1320